CONSEJOS PARA REDUCIR LA TRIBUTACIÓN EN LA DECLARACIÓN DE 2018

Publicado el: 20/12/2017


Se acerca el final de año y los Técnicos del Ministerio de Hacienda han elaborado una guía que nos ayudará a reducir al máximo la factura fiscal de la Declaración de la Renta de 2017. El ahorro gracias a estas y otras medidas podría traducirse en unos 3.200 euros.

1. Planes de pensiones o planes de previsión asegurados
Las aportaciones a los planes de pensiones minoran la base
imponible del IRPF. Bien es cierto que la última reforma fiscal redujo la cantidad límite a aportar hasta los 8.000 euros, siempre que no supere el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas. Además si ha agotado este límite, puede aportar hasta 2.500 euros al plan de pensiones de su cónyuge.

2. Deducción por compra de vivienda
Si tiene una vivienda comprada antes de 1 de enero 2013 puede aprovecharla para pagar menos en la declaración de la renta. Hacienda le permite deducir un 15% de lo que haya pagado por su casa sobre una base máxima de 9.040 euros. Si no hubiera alcanzado los 9.040 euros de hipoteca este año, recuerde que puede añadir los seguros de hogar y de vida ligados al préstamo.

3. Mayores de 65 años
En caso de ser mayor de 65 años, si vende o transmite un bien que tiene beneficios, conviene valorar constituir con la ganancia obtenida una renta vitalicia, para no tributar por el montante recibido. Eso sí, esta
bonificación tiene como máximo 240.000 euros.

4. Despidos
Las indemnizaciones por despido o ceses pueden estar exentas, total o parcialmente, del impuesto sobre la renta, pero, para poder acceder a esa exención, desde el 8 de julio de 2.012 es necesario que se produzca una intervención judicial (sentencia o conciliación ante la UMAC. En caso de despido improcedente u objetivo, si la indemnización es obligatoria, no tributa hasta los 180.000 euros. Es importante destacar que sólo estarán exentos de tributación en la Declaración de la Renta aquellos importes de la indemnización que marque el Estatuto de Trabajadores.

5. Cuotas de afiliación y aportaciones a partidos políticos, donaciones y pagos de cuotas sindicales o profesionales
No hay que olvidarse de conservar los justificantes del pago o donación de estos importes. Puede desgravarse un 75% de los primeros 150 euros donados y un 30% del resto de las aportaciones. Si las donaciones han sido a una misma ONG y no han disminuido en los últimos 3 años, el porcentaje a desgravar aumentará hasta el 35%.
Por otro lado se pueden deducir las cuotas sindicales, los gastos de defensa jurídica contra el empleador (con un límite de 300 euros), así como las de los colegios profesionales o cuotas sindicales.
También se puede deducir un 10% de donativos a otras fundaciones y asociaciones declaradas de utilidad pública no acogidas a la Ley 49/2002.
Además las cuotas de afiliación y las aportaciones a partidos políticos suponen una deducción del 20%, limitada a un máximo de 600 euros.

6. Retribuciones en especie
Para los trabajadores por cuenta ajena, sería útil cambiar ciertas retribuciones por pagos en especie, ya que algunas no tributan (cheques guardería, abono transporte, seguro médico o el coche de empresa entre otros).

Ante cualquier duda, no dude en consultar con nuestros asesores. Estaremos encantados de ayudarle.
Volver arriba